3 Razones por las que filtrar el agua del grifo

En el post de hoy resolvemos la pregunta extremadamente común: ¿por qué debería filtrar el agua del grifo? Y te desvelo las 3 razones críticas, incluso para aquellas personas que viven en zonas de España donde el agua es “buena para beber”.

el-agua-de-nuestro-hogar

Lo primero de todo que tendríamos que aclarar es que el agua en toda la red pública de España esta considerada como potable. Sí, incluso en Valencia donde la mayoría de la gente no bebe el agua del grifo, el agua está clasificada como potable. 

Veamos, entonces, el viaje del agua hasta nuestro hogar. El agua llega a las depuradoras municipales desde los acuíferos, desde las presas, los ríos y lagos, donde se tratan de alguna manera. Qué le hacen al agua dependerá de la depuradora en cuestión y las cualidades del agua en cada punto. De ahí se envía a la red pública y llega a nuestras casas.

Entonces, ¿por qué contras deberíamos tratar un agua que ya está tratada por las depuradoras municipales? Te dejo tres razones principales:

Evitar la compra de botellas de agua de plástico

El agua puede estar considerada como agua potable, sí, pero eso, claramente, no significa que el agua tenga buen sabor. Y si el agua que bebemos no tiene buen sabor, no vamos a ingerir la cantidad de agua que necesita nuestro cuerpo para la salud y nos va a llevar a buscar otra agua que sí tenga un buen sabor. La gran mayoría de las personas encuentras que la solución a este problema está en las botellas de agua de plástico. Peeeeeero, ya sabemos que la compra de agua en plástico tiene muchísimos consecuencias tanto para nuestra salud como para la del planeta (si quieres saber más sobre este tema, pincha aquí).  

Con lo cual, ponerse un filtro de agua evita tener que estar comprando agua tontamente, cuando tienes agua que te sale directamente del grifo, que además, ya la estás pagando. 

Las depuradoras no son 100% efectivas

La realidad es que las depuradoras municipales no tienen la capacidad de eliminar todo lo que es potencialmente peligroso en el agua del grifo. Por varias razones, pero una de ellas es que el agua en España es muy barata. Esto significa que no hay gran presupuesto para mantener y mejorar estas instalaciones y podrás imaginar lo que puede costar actualizar una depuradora municipal para que elimine una cosa más. 

Además, la legislación que dice debe y no debe tener el agua del grifo para que esté clasificada como potable viene directamente de una directiva de la Unión Europea que ni siquiera contempla la presencia de nuevos contaminantes como residuos farmacéuticos, pesticidas o herbicidas. Es decir, una agua puede tener cualquier de estas tres cosas y pasar los controles de calidad y ser clasificada como potable. 

El deterioro y mal estado de las tuberíascuantos-años-tiene-las-tuberias-en-españa

Vamos a ser realistas, la red de tuberías en España ya tiene sus añitos. Y esto no lo digo yo. según la AEAS (Asociación Española de Abastecimiento y Saneamiento), el 41% de las tuberías en España tiene más de 30 años. Hace 30 años se utilizaban materiales muy diferentes a los que se utilizan hoy para fabricar tuberías. De hecho, se sabe que antiguamente se utilizaba un material llamado fibrocemento, un material que a día de hoy está prohibido por ser cancerígeno. 

Que las tantos kilómetros de tuberías en España tengan tantos años también afecta el estado en el que están. No cabe duda que tras tantos años, muchas de estas tuberías están en estado de deterioro. De hecho, la propia AEAS calcula que anualmente en España se pierde el 23% del agua total. Es decir, anualmente, el 23% del agua de España desaparece del circuito. Esto no es ningún truco de magia, si no la muestra que en las tuberías hay fugas. Y una fuga no deja de ser un foco de contaminación microbiológico.  

Conclusión

La conclusión a la que yo llego es que, el agua puede salir muy limpia de la depuradora, pero nadie me protege de lo que ocurre entre la depuradora y mi casa, y esos son muchos kilómetros de tubería. Por eso yo siempre recomiendo poner una última barrera entre esa agua y yo. En el caso de que el agua ya tenga un buen sabor, como en Madrid, pues seguirá teniéndolo y además me quedo tranquila de que el agua no tiene ningún contaminante que me pueda hacer daño. En el caso de que viva en una ciudad donde el agua no tenga tan buen sabor, pues poner un filtro me permite beber un agua de buen sabor, sin preocupaciones directamente del grifo. 

Si te interesa saber qué filtro es el que yo recomiendo, pincha aquí. Y recuerda que estoy encantada de asesorarte y responder tus preguntas en persona.