Comparación Brita, jarra filtradora y eSpring

La jarra de Brita (y todas sus copias…) son, seguramente, la primera opción para muchas personas cuando deciden dejar de comprar botellas de agua y buscar una alternativa. Y, ¿por qué no? Son baratas y sencillas y, aparentemente, hacen bien su trabajo.

Pero, ¿cuáles son las características de una jarra filtradora? ¿Son tan cómodas como nos la pintan? ¿De qué calidad dejan el agua que filtra? Y lo más importante, ¿cómo se compara con un eSpring? De esto, y mucho más hablaremos en este artículo.

Un comentario que me hace mucho la gente cuando hablo del eSpring es: “Ah, eso es como una jarra de Brita, ¿no?” Este comentario, normalmente viene después de decir que el eSpring tiene un filtro de carbón activo. La gente escucha “carbón activo” y automáticamente piensa en la jarra de Brita.

Y para contestar esa pregunta tenemos que, primero entender qué es el carbón activo qué tipos hay.

Carbón activo

El carbón activo es un material que se obtiene tras la incineración de sustancias naturales como la cáscara de nuez , de coco o la madera. Esta incineración “activa” el carbón, o mejor dicho, hace que sea poroso. El carbón tiene una capacidad natural para adsorber, o captar, compuestos orgánicos.

Esto lo que significa es que, de manera natural, el carbón es muy bueno atrapando cosas de origen natural cuando un gas o un líquido pasa por sus poros, se quedan como “pegados” al carbón y por eso se utiliza tan frecuentemente para filtrar tanto el agua como el aire.

Además, estos poros que se crean en el carbón hace que la superficie por la que tiene que pasar el agua o el aire es mayor, porque es como un laberinto y no un camino recto para pasar de un lugar a otro. Si hay más superficie, significa que el carbón tiene más capacidad para hacer su efecto de adsorción.

Existen muchos tipos de carbón diferentes, pero para filtrar el agua suele ser uno de estos dos: el carbón activo granular (CAG) o carbón activo en bloque (PAC). La gran diferencia entre uno y otro es el tamaño de su poro, el carbón activo granular tiene microporos de 5-10 micras, mientras que el carbón activo en bloque tiene microporos de hasta 0,2 micras.

Esto es bastante fácil de entender: si el poro es más grande, significa que el filtro va a eliminar menos contaminantes del agua que pasa.

Algo a tener en cuanto también es la superficie con la cuenta ese filtro de carbón activo, es decir, cómo es de grande. Cuanto más tiempo esté en contacto el agua con el carbón, más eficaz será su poder de adsorción. Si el filtro por el que tiene que pasar el agua es pequeño, como suele ser el caso de las jarras filtradoras o los acoples al grifo, la superficie por la que tiene que pasar también será pequeña, con lo cual su eficacia es menor.

Más cosas que recordar sobre el carbón activo, independientemente de su tipo es que es permite pasar los minerales beneficiosos que están en el agua como por ejemplo el sodio, el potasio, el magnesio y el calcio (también llamada “cal”, efectivamente, los filtros de carbón activo NO quitan la cal).

Otra cosa que no quitan los filtros de carbón activo son los microorganismos del agua. Cualquier tipo de ser vivo que haya en el agua (bacterias, virus, parásitos), no se quedan atrapados en la matriz del carbón.

La Brita

Sabiendo cuales son los distintos tipos de carbón activo, podemos entender mejor cuáles son las ventajas y las desventajas de una jarra o un filtro de acople de Brita. 

Ventajas

Económico

Una jarra de Brita, o su sistema “on-tap” que se acopla directamente al grifo, es bastante económico.

Sin instalación

En el caso de la jarra, no requiere instalación alguna, la llenas de agua y la filtra. Su sistema “on-tap” si que requiere de una mínima instalación de acoplarlo al grifo.

Sabor

Independientemente del tipo de carbón que se utilice, el carbón activo hace una cosa muy bien, y eso es quitar el sabor a cloro del agua, por eso, es verdad que el sabor del agua al pasarlo por una Brita mejora notablemente.

 

 

Desventajas

Carbón activo granular

Brita en particular, ha optado por utilizar en sus sistemas un carbón activo granular, que, por lo que hemos visto anteriormente, tiene microporos de 5-10 micras y por lo tanto, elimina menos contaminantes que un carbón activo en bloque.

Superficie filtrante limitada

El tamaño del filtro por el que tiene que pasar el agua es realmente pequeño, haciendo que sea menos efectivo que un bloque más grande. El carbón suele tener entre 1000-3000m2/g de peso, entonces, dependiendo del modelo será más o menos.

No elimina microorganismos

El carbón activo, independientemente de su tipo, no tiene la capacidad de eliminar microorganismos (virus, bacterias, parásitos…). Recuerda que el agua es la base de la vida, y nos guste o no, en el agua hay microorganismos, porque si no, no la tratarían con cloro. 

Esperas

La jarra es bastante ineficiente en el sentido que tienes que estar continuamente rellenando la jarra y esperando a que se filtre para beber el agua. Esto significa que tienes que estar pendiente de la jarra y que si necesitas en un momento dado muchos litros de agua de golpe, en una cena, por ejemplo, o para llenar una olla, vas a tener que estar esperando a que se filtre porque, vamos a ser realistas, no es un proceso instantáneo.

Los sistemas “on-tap” de Brita son también bastante ineficientes porque el chorro que sale del sistema es muy débil, haciendo que rellenar una olla o cualquier recipiente sea un proceso lento.

Mantenimiento cada 3-4 semanas

El carbón es un material de origen natural y eso significa que se deteriora con el tiempo, por eso los filtros hay que cambiarlos periódicamente. En el caso de la Brita, dependiendo de su uso, estamos hablando de un plazo de entre 2 y 4 semanas. Esto no es solo un gasto económico y de energía mental, además es un residuo que se crea continuamente.

Comparación Brita, jarra filtradora y eSpring

¿Qué es eSpring?

Partes del eSpring

El eSpring también utiliza carbón activo para filtrar los contaminantes presentes en el agua del grifo, pero con un carbón activo diferente y con un gran plus: su luz ultravioleta. 

¿Cómo funciona?

El agua entra al filtro por la presión que se ejerce el abrir el grifo y llena la cavidad donde se encuentra el filtro. Por presión, el agua pasa por los microporos de diversos tamaños que tiene el carbón activo, atrapando tanto por absorción como por adsorción las partículas físicas nocivas del agua y dejando pasar las sales minerales como el calcio, el magnesio y el flúor. 

Posteriormente pasa a estar en contacto durante unos segundos con la luz ultravioleta que inactiva cualquier virus o bacteria patógena que se pudiera encontrar en el agua. Tras haber sufrido el proceso de filtración, el agua purificada sale por el grifo, ¡lista para beber!

Para información más detallada de cómo funciona el eSpring, pincha aquí. 

Y, ¿cuáles son las ventajas y desventajas del eSpring y cómo se compara con una Brita?

Ventajas

Carbón activo en bloque patentado

El carbón activo que utiliza en eSpring es un carbón en bloque, patentado con un microporo de hasta 0,2 micras y con una superficie total de 450.000 m2. Por eso el eSpring es capaz de eliminar hasta 180 contaminantes.

Elimina microorganismos

Una de las grandes particularidades del eSpring, y lo que lo hace único dentro de los sistemas de tratamiento de agua domésticos es su luz ultravioleta. La luz ultravioleta es extremadamente eficaz en la neutralización de microorganismos presentes en el agua, sin efectos secundarios en la salud como los que tiene el cloro, el desinfectante más comúnmente usado en este ámbito.

Filtrado instantáneo

El eSpring va conectado directamente a una toma de agua, ya sea con su sistema de acople al grifo o a la tubería de debajo del fregadero, abres el grifo y sale agua filtrado, de manera completamente instantánea, la cantidad que quieras y con un buen flujo de agua.

Mantenimiento anual

El filtro del eSpring se cambia una vez cada 12 meses o una vez se hayan filtrado 5.000 litros, el evento que suceda antes. Normalmente, en el caso de uso doméstico, suelen coincidir en el tiempo. Esto reduce drásticamente el residuo creado del cambio de cartuchos.

Desventajas

Requiere instalación e inversión inicial

Similar a la opción de Brita “On-Tap” que se enrosca al grifo existente, el eSpring también tiene esa opción, donde si sabes enroscar una tapa, sabes instalar un eSpring. En el caso de las opciones con grifo auxiliar o de grifos de tres vías, la instalación puede requerir de un profesional.

También a diferencia de la Brita que requiere una mínima inversión y vas pagando los recambios poco a poco, gastándote poco dinero pero durante un largo periodo de tiempo (el resto de tu vida), con un eSpring toca hacer una inversión inicial más grande, claro está, con muchos más beneficios. 

Copy of eSpring vs. Brita

Para terminar, aquí tienes una tabla resumen de lo que hemos repasado en este artículo. La Brita y el eSpring son dos sistemas que aunque tengas cosas en común, son muy diferentes.  La conclusión a la que llegamos tras hacer un poco de análisis sobre la Brita es que, aunque en un principio puede parecer una buena solución, a largo plazo puede ser poco conveniente por sus características y proporciona un agua de calidad mediocre.