Comparación Agua Embotellada y eSpring

El agua embotellada se ha convertido en un básico en muchísimos hogares alrededor del mundo, incluyendo España, como una aparente solución para beber un agua de calidad. Como consecuencia,  se tiran millones de botellas al año que terminan en los mares y océanos, produciendo graves problemas en los ecosistemas, pero también en nuestra salud.

Creo que poca gente puede negar el efecto tan detrimental que tienen las botellas de agua para nuestro planeta, y poco a poco más gente se va concienciando sobre los problemas que tiene el plástico sobre nuestra salud. Entonces, ¿por qué continuamos comprando tanta agua embotellada? La simple realidad es que muchas personas sienten que no tienen otra opción para beber agua de calidad. En España hay muchas zonas donde el agua del grifo está realmente mala, y muchas otras donde el agua puede estar contaminada con sustancias que también son bastante malas para nuestra salud. Es como si no hubiera manera de ganar.

El agua embotellada es, ni más ni menos, la solución más conocida a este problema. Es lo más común, lo que la gente lleva haciendo más tiempo y quizás la más accesible.

¿Y cómo se comparan el agua embotellada y el sistema eSpring? Pues, realmente tienen poco que ver. El parecido más grande empieza y termina con que las dos son soluciones para el mismo problema, punto. Pero la manera de solucionar el problema es radicalmente distinta.

Agua Embotellada

El agua embotellada soluciona el problema del agua de beber en el hogar transportando agua que el consumidor cree que es de calidad (¡gracias marketing!) de un lugar, un manantial o una depuradora, dentro de un envase, normalmente de plástico, a tu punto de compra, normalmente, un supermercado.

Si nos ponemos a analizar, el agua en sí, especialmente en España es un bien extremadamente barato. Con lo cual, realmente el gran negocio de las empresas que venden agua embotellada, no es el agua, si no el envase en el que viene. Si tu compras una botella de 1,5 litros por 0,50€ te aseguro que lo más barato de esa ecuación es el líquido que va dentro. ¿Cuánto cuesta 1,5 litros de agua del grifo? Es tan poco, que cuando calculamos cuánto cuesta el agua de una casa hablamos precio por metro cúbico. Lo que realmente estás pagando es por la fabricación de ese envase de plástico, por las maquinas que embotellan el agua, por el transporte y por la marca.

Sabiendo esto, veamos cuales son las ventajas y desventajas de esta solución (a parte de que te están timando con el precio por litro y no es de tan buena calidad como piensas)

Ventajas

Sabor

Una de las únicas ventaja que yo veo con las botellas de agua es que, en general, es cierto que tienen buen sabor (faltaría más).

Económico

Comprar botellas es aparentemente muy barato, aunque realmente sea caro si lo comparas al precio por litro del agua del grifo, como pagamos a veces céntimos por una botella, nos hace pensar que es barato, pero, en este caso, lo barato sale muy caro.

 

 

Desventajas

Calidad

Las empresas embotelladoras nos hacen pensar que su agua es de altísima calidad. Las fotos de montañas, manantiales y ríos con una agua purísima nos crean una sensación de bienestar y tranquilidad. Pero la realidad es que el 93% del agua embotellada contiene microplásticos (ver estudio aquí) y el plástico que se utiliza para fabricar las botellas, el plástico número 1 o PET, está demostrado que desprende sustancias extremadamente tóxicas para nuestra salud como Bisfonolo-A, o BPAs, cuando está expuesto a altas temperaturas (como dentro de un camión en pleno agosto). Los BPAs son disruptores endocrinos, y afectan la manera que funcionan las hormonas en nuestro cuerpo produciendo enfermedades muy graves como el cáncer.

Plástico, plástico everywhere

Hay que estar bastante ciego para no ver la cantidad de plástico que se encuentran en las playas, en los mares y en lo ríos. Solo en España se consumen 3.500 millones de botellas de agua de plástico al año y está afectando gravemente a toda la fauna y flora tanto terrestre como marina. Si quieres saber más te recomiendo este video donde entro en mucho más detalle.

Y puedes estar pensando: “¡pero yo tiro las botellas al contenedor amarillo para que se recicle!” Eso está muy bien, pero se sabe que a nivel mundial se recicle más o menos un 9% del plástico que producimos.

Agua estancada

¿Alguna vez has visto un animal beber de un charco estancado? No, ¿verdad? Eso es porque la naturaleza es muy sabia y los animales saben que un agua estancada es un agua muerta, básicamente un caldo de cultivo. El agua viva es aquella que está en movimiento, y por eso los animales siempre prefieren beber de un agua corriente.

Piénsalo, el agua de una botella, ¿cuánto tiempo lleva ahí? ¿hace cuánto la han embotellado? Escuché una frase hace tiempo que me pareció muy reveladora: “Las botellas de agua no son otra cosas que ataúdes de agua.”

Una elevada huella de carbono

No se si te has fijado alguna vez que el agua embotellada tiene más de un solo ingrediente. Pensarías que es solo agua, pero en realidad tiene un conservante, bicarbonato de sodio, (lo que hace que sea un agua ácida, por cierto) y este conservante es necesario porque el viaje que hace una botella de agua hasta llegar a tu casa puede ser muy largo. Y como el agua embotellada es un agua muerta, tienen que ponerle conservantes para que se mantenga durante semanas, meses o años en un pallet dentro de un almacén.

El agua se embotella en algún lugar, y de ahí se tiene que transportar a un centro logístico, para enviarlo al punto de venta, ya sea un supermercado, un restaurante o cualquier otro lugar. Llegas tu, compras la botella, la metes en el coche y la llevas a casa para bebértela. Es un poco ridículo si lo piensas, ¿no? Especialmente si recuerdas que tienes agua corriente que sale de tu grifo, y ya la estás pagando.

Incómodo

La última no por ello la menos importante es lo incómodo que es tener que estar comprando agua. Tener que estar cargando las garrafas de 8 litros cinco pisos sin ascensor, o levantarte en medio de la noche para darte cuenta que te has quedado sin agua. Además no es solo tener que cargarlas hasta casa, pero luego, tener un espacio en casa para almacenarlas, llenas y vacías. Y luego tener que bajarlas al contenedor de la basura, claro.

Foto

¿Qué es eSpring?

Partes del eSpring

El eSpring es un sistema que soluciona el tema del agua de beber de una manera completamente distinta. En lugar de transportar agua de buen sabor de un lugar a otro, el eSpring se instala debajo de pila o encima de la encimera, se conecta directamente a una toma de agua y filtra el agua del grifo de forma instantánea cuando abres la llave.

Este sistema en particular utiliza dos tecnologías para proporcionar una agua limpia y sana: un bloque de carbón activo y una luz ultravioleta.

¿Cómo funciona?

El agua entra al filtro por la presión que se ejerce el abrir el grifo y llena la cavidad donde se encuentra el filtro. Por presión, el agua pasa por los microporos de diversos tamaños que tiene el carbón activo, atrapando tanto por absorción como por adsorción las partículas físicas nocivas del agua y dejando pasar las sales minerales como el calcio, el magnesio y el flúor. 

Posteriormente pasa a estar en contacto durante unos segundos con la luz ultravioleta que inactiva cualquier virus o bacteria patógena que se pudiera encontrar en el agua. Tras haber sufrido el proceso de filtración, el agua purificada sale por el grifo, ¡lista para beber!

Para información más detallada de cómo funciona el eSpring, pincha aquí. 

Y, ¿cuáles son las ventajas y desventajas del eSpring y cómo se compara con el agua embotellada?

Ventajas

Minimiza el plástico

Con un eSpring te olvidas de estar cargando garrafas, de almacenarlas y de tirar cientos de kilos de plástico al año. Abre el grifo, y bebe agua, así de fácil. El único residuo que produce el eSpring es el recambio del cartucho interior quse hace de manera anual.

Elimina microplásticos y BPAs

El eSpring elimina tanto los microplásticos que están en el agua del grifo como cualquier tipo de disruptor endocrino (y muchas cosas más). Además, las partes del sistema que están en contacto con el agua y son de plástico, son 100% libres de BPA’s y certificados por la WQA que solo se han utilizado materiales aptos para consumo humano.

Agua corriente, agua viva

El agua que sale del eSpring no se ha depositado en ningún lugar, ni lleva meses o años dentro de una botella de plástico, es agua corriente que sale y se filtra en el momento que tu abres el grifo.

Km 0

Imagínate la cantidad de combustible que se gasta cada año solo transportando agua para beber. El eSpring te da agua buena directamente de tu grifo, que no ha tenido que viajar cientos de kilómetros para llegar a tu casa en un camión.

Desventajas

No elimina nitratos

La única desventaja que tiene el eSpring en nuestra opinión es que no quita los nitratos del agua. El bloque de carbón activo no es capaz de absorber ni adsorberlo, con lo cual no es apto para aquellas zonas donde los nitratos estén presentes en el agua del grifo. 

Basta saber que el agua de la red NO tiene nitratos, ya que un agua con nitratos es categorizada como agua NO potable, con lo cual si tu hogar se abastece de agua de la red, no puede tener nitratos. Donde más se encuentra este problema es en lugares rurales donde hay mucha agricultura y el agua es de pozo. 

Requiere instalación e inversión inicial

A diferencia de las botellas de agua que se compran y se desechan, el eSpring requiere una mínima instalación para que tenga acceso al agua de la red de tu casa. Si sabes enroscar una tapa, sabes instalar un eSpring.

También a diferencia de las botellas de agua que las vas pagando poco a poco, gastandote poco dinero pero durante un largo periodo de tiempo (el resto de tu vida), con un eSpring toca hacer una inversión inicial. Normalmente esta inversión la recuperas en un plazo de 2 a 3 años. 

eSpring vs. Agua embotellada

Para terminar, aquí tienes una tabla resumen de lo que hemos repasado en este artículo. El agua embotellada y el eSpring son dos métodos completamente distintos para solventar un mismo problema: poder beber agua buena.  La conclusión a la que llegamos tras hacer un poco de análisis sobre las botellas de agua es que realmente es un método bastante absurdo, con grandes consecuencias sobre nuestra salud y sobre la del planeta.