Cómo encontrar puntos para rellenar tu botella de agua

Ya tienes tu botella de agua, lista para salir a la calle o irte de viaje y así poder olvidarte de una vez por todas de comprar botellas de agua de plástico. Pero, ¿qué ocurre cuando estás por ahí y se te ha terminado el agua? Si pasas muchas horas fuera de casa, tendrías que llevarte muchos litros para que te durara todo el día, entonces saber donde rellenar tu botella es clave. 

En tu ciudad

Evidentemente esto no siempre es algo sencillo, dependiendo de donde estás. A partir de ahora quiero que te fijes en tu día a día a ver si encuentras “puntos refill” en los lugares donde sueles ir: la oficina, el gimnasio o algún bar o cafetería que te lo permitan. De esta manera estarás cubierto o cubierta en tu vida diaria. 

En las oficinas suelen tener algún tipo de fuente de agua de bidón, o cada vez más se ven sistemas de tratamiento de agua distintos, como el eSpring. Si este es tu caso, las horas de oficina las tienes resueltas. Si no, una opción es pasarte por algún supermercado y comprar alguna botella de agua en vidrio y así poder rellenar tu botella de esa manera. Si sales a comer, recuerda de pedir agua en botella de cristal y si te sobra, ¡te la llevas!

En los gimnasios también suele haber algún tipo de fuente de agua donde puedes rellenar tu botella. 

En algunas ciudades en España puedes encontrar fuentes de agua en algunos parques, ¡hay que estar atento!

 

De viaje

Si estás de viaje, haz una búsqueda en internet antes de irte para ver si se puede beber el agua del grifo en el lugar donde viajas. Si se puede, fantástico, duda resuelta, rellena tu botella de agua en tu habitación de hotel y listo.

Si donde viajas no se puede beber el agua del grifo, lo primero es armarse de paciencia y entender que quizás el viaje no será perfecto en ese sentido. Pero la salud por encima de todo, así que si el agua del grifo no se puede beber, no lo hagas por hacerte el ecológico. 

Los hoteles normalmente tienen botellas de cristal, aunque pongan las de cortesía en la habitación de plástico (que esas, ¡ni tocarlas!), en el restaurante/bar normalmente sirven agua en botellas de cristal. Puedes ir a recepción y pedir una, o, fíjate en el desayuno si sacan botellas o jarras de agua, para poder rellenar tu botella ahí.

Otro lugar donde rellenar tu botella de agua en el extranjero pueden ser las estaciones de tren o los aeropuertos. Fíjate cerca del baño a ver si tienen alguna fuente. 

Otra cosa que puedes hacer antes de viajar es buscar en internet a ver si en la cuidad donde viajas (especialmente en Europa) hay alguna aplicación que te puedas bajar con mapas de puntos refill. Por ejemplo en Inglaterra está Refill UK que es un programa a nivel estatal donde ofrecen puntos para rellenar tu botella de agua por todo el país. 

Conclusión

Haz lo que puedas. Puede ser frustrante cuando no encuentras un lugar donde rellenar tu botella. Pero recuerda que siempre tienes la opción de entrar en un supermercado o en un bar y pedir agua embotellada en cristal, aunque sale un poco más caro y no es algo para hacer en todas las instancias, en un momento de crisis puede valer. Y si tienes que comprar una botella de agua de plástico, la compras y ya está, no hay que sufrir.